Cómo prevenir las hemorroides

Es posible prevenir las almorranas. Las hemorroides o almorranas son venas que se inflaman en la zona rectal y anal. Aunque no suelen ser graves, sí resultan incómodas, por lo que es importante tomar medidas para evitar las almorranas. Prevenir las hemorroides es fundamental si, además, somos propensos a padecerlas. Si es tu caso, sigue leyendo este artículo, donde te explicaremos todo sobre cómo evitar las hemorroides.

¿Por qué tengo hemorroides?

Para prevenir las hemorroides es imprescindible que primero sepas a qué se deben. Las hemorroides se producen por la inflamación de las venas ubicadas en el interior del ano debido a un aumento de la presión en la zona rectal, muchas veces asociado a esfuerzos, pero son múltiples los factores que pueden verse involucrados en su aparición. Conocerlos es el primer paso para evitar las hemorroides. Son los siguientes:

  • Esfuerzos al evacuar: así como aguantar las ganas de acudir al servicio de manera habitual.
  • Estreñimiento: por el esfuerzo que implica cada evacuación.
  • Diarrea crónica: al contrario que en el estreñimiento, una evacuación muy frecuente de heces que se prolonga en el tiempo actúa irritando la zona.
  • Mala alimentación: caracterizada por la falta de fibra y el bajo consumo de agua. Como consecuencia, se ve afectado el tránsito intestinal y la conformación de las heces, lo que dificulta la evacuación.
  • Estilo de vida sedentario: pasar buena parte del día sentado, de pie o manejando cargas considerables, incrementa la presión que sufre la zona rectal.
  • Falta de actividad física regular: el ejercicio favorece el correcto tránsito intestinal y previene la aparición de sobrepeso u obesidad.
  • Embarazo: los cambios que se producen durante esta etapa incrementan las posibilidades de sufrir estreñimiento, a lo que se suma la presión ejercida en la zona por el peso del feto y las dificultades de retorno venoso.
  • Parto: debido al esfuerzo que se realiza durante los pujos en los partos por vía vaginal, especialmente en litotomía, no es extraño que se produzcan hemorroides. Por suerte, suelen resolverse de manera espontánea.
  • Sobrepeso y obesidad: incrementan la presión en la zona.
  • Otras causas: otros motivos relacionados con las almorranas son la edad y la genética, así como enfermedades como la cirrosis, que cuentan con las hemorroides entre sus consecuencias.

Consejos para prevenir las hemorroides

Sigue estos consejos para evitar la aparición de las almorranas:

  • Dieta: llevar una alimentación equilibrada es fundamental para asegurar un buen tránsito intestinal, así como una adecuada formación de las heces. El aporte de fibra es imprescindible y puedes lograrlo incluyendo en tu dieta la cantidad suficiente de frutas, verduras y cereales integrales. Además, no olvides beber unos dos litros de agua al día para asegurarte una correcta hidratación. También puedes recurrir a infusiones o caldos. Si eres propenso a padecer almorranas, evita picantes, café y alcohol, ya que agravan la sintomatología.
  • Hábitos de evacuación: es muy importante acudir al servicio en cuanto se sientan las ganas de defecar. También se recomienda, para prevenir las hemorroides, no realizar esfuerzos ni pasar un tiempo excesivo sentado en el váter.
  • Limpieza: tras la defecación es preferible higienizar la zona con agua tibia y jabón neutro o con toallitas específicas antes que utilizar papel higiénico. Además, para evitar las hemorroides, se aconseja secarse con suavidad, sin frotar y dando pequeños toques.
  • Estilo de vida activo: practicar ejercicio de forma regular, un mínimo de unos veinte minutos al día, además de prevenir el sobrepeso y evitar las almorranas que pueden asociarse a esta condición, mejora el tránsito intestinal, favoreciendo una defecación sin esfuerzo y regular. Si por cuestiones laborales te ves en la obligación de pasar tu jornada sentado, de pie o moviendo cargas, es recomendable que, para prevenir las almorranas, al menos cambies de postura con frecuencia y uses un asiento acolchado para reducir la presión. Si trabajas cargando peso, asegúrate de hacerlo en la postura correcta para minimizar el sufrimiento de la zona rectal.

Pomada para aliviar síntomas de las hemorroides

A la venta en farmacias dispones de toda la gama de pomadas Hemoal. Ya que, si a pesar de seguir todas estas recomendaciones las hemorroides aparecen nuevamente, puedes aliviar los síntomas con una pomada apta para almorranas. La gama Hemoal está compuesta por Hemoal y Hemoal Forte pomada rectal indicadas para el alivio sintomático del dolor, picor o escozor asociado a hemorroides en adultos, con benzocaína para un efecto anestésico local y efedrina para un efecto vasoconstrictor. Si los síntomas persisten tras 7 días, consulta a tu médico.

Además, puedes optar también por las toallitas para la higiene anal Hemoallitas, que facilitan la limpieza tras las evacuaciones con gran suavidad. Su uso calma el escozor, suaviza, refresca y facilita una completa higiene de la zona ano-rectal.

Lee las instrucciones de estos medicamentos y consulta al farmacéutico. Hemoal y Hemoal Forte son medicamentos de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.