TRATAMIENTO PARA
HEMORROIDES

Dieta y alimentación

La alimentación es muy importante cuando
hay hemorroides, o incluso para prevenirlas.

  1. Alimentos aconsejados:

    Alimentos ricos en fibra: la fibra es muy importante en caso de padecer hemorroides. Los alimentos que son ricos en fibra favorecen el tránsito intestinal y la expulsión de las heces, éstas entonces son mucho más blandas de forma que no dañan ni las paredes ni las venas hemorroidales. Cuando hay problemas en la evacuación, la fuerza ejercida es mucho mayor, con lo que la presión en las venas aumenta, y esto favorece a que se hinchen y aparezcan entonces las hemorroides. Existen varios alimentos que ayudan a prevenir la aparición de hemorroides.

    • Cereales integrales: la avena es el cereal que contiene más fibra soluble. Comerla en el desayuno es muy aconsejable, así como también ingerir pasta integral, pan integral y salvado.
    • Legumbres: especialmente los garbanzos, las alubias y las habichuelas. La soja es también muy rica en fibra.
    • Las frutas: no contienen tanta fibra como los cereales o las legumbres, pero aún así son ricas en fibra. Las frutas con más contenido en fibra son las naranjas, manzanas, higos, fresas, kiwis, plátanos y peras.
    • Frutos secos: especialmente las uvas pasas, los higos secos y las nueces.
    • Verduras y hortalizas: a destacar las zanahorias, alcachofas, las patatas o las espinacas.
    • Dieta rica en agua: es conveniente beber dos litros de agua diarios, pues ayudará a ablandar las heces y favorecerá su expulsión.
  2. Alimentos a evitar:
    • Cereales no integrales: estos cereales se refinan, lo que produce la pérdida de la mayoría de la fibra. Igualmente, el pan blanco, pasta no integral, arroz blanco,… resultan poco recomendados.
    • Repostería: generalmente son productos realizados mediante harinas refinadas, como galletas o pasteles. Evitarlos ayudará a favorecer la evacuación.
    • Azúcares refinados: tal y como pasa con los cereales refinados, los azúcares refinados son bajos en fibra. Deben evitarse las pastas, pasteles, caramelos o dulces que contengan este tipo de azúcares.
    • Alimentos picantes: pueden acentuar el dolor o el escozor. La mostaza o la pimienta no son nada aconsejables. En su lugar, podemos utilizar hierbas para dar sabor a las comidas.
    • Alimentos que contengan mucha sal: algunos alimentos que son muy ricos en sal son las aceitunas, las sardinas saladas, las anchoas,…
    • Alcohol o café: tienen propiedades que pueden ser irritantes. Es importante prescindir también del tabaco.